Malcolm Rendle, un joven argentino y emprendedor es el fundador de Bond Eyewear, una marca de lentes que recicla plásticos extraídos del Río de la Plata para su fabricación.

La contaminación plástica es un hecho y es una de las mayores amenazas actuales para la naturaleza y los seres vivos. Alrededor de 10 millones de toneladas de este material terminan en los mares cada año afectando directamente al ecosistema marino y por consecuencia a los seres humanos.

Malcolm Rendle solía salir a correr en Vicente Lopez y veía esta realidad en su zona: el río estaba contaminado por basura, cada día más. A raíz de esto, sumado a su espíritu emprendedor y con la intención de generar conciencia, créo BOND, una marca y además, un “vínculo” con el medio ambiente.

Durante un año y medio, investigó y estudió el proceso de creación, el reciclaje y la impresión de máquinas 3D. Los comienzos fueron un gran desafío para Malcolm, que después de varias ideas, eligió las gafas como el producto final a realizar.

En Bond, ofrecen una nueva generación en diseño sustentable, tienen un espíritu rebelde y confían en que el cambio está en nosotros. Para ellos (y para nosotros también) una economía circular y una sociedad sin desperdicios es posible, por eso están construyendo lo que creen que es el futuro de la fabricación.

En sus redes sociales de Bond Eyewear además, Malcom invita a clientes y seguidores a sumarse a las jornadas de limpieza de las costas una vez al mes. En los últimos encuentros recolectaron más de 80 kgs de plásticos, el equivalente a tres bolsones gigantes de materiales de construcción. Envían los desechos a una empresa de reciclado, que los clasifica, lava y procesa para luego entregarle a Bond el plástico PET reciclado en pellets, pequeñas hojuelas que serán usadas para la confección de las gafas. El resto del plástico recolectado se destina a las empresas que lo necesitan para otros usos.

Su colección incluye diferentes modelos y un gran diferencial: podés pagar con plástico. Si, con plástico. La marca permite que los compradores lleven plásticos (únicamente domiciliarios, limpios y compactados) reciclables a sus tiendas y así aplicar un descuento en la compra. Los plásticos se pesan y cada kilogramo equivale a un 2% de descuento en gafas BOND Eyewear. 

Bond es sin dudas una prueba de que se puede producir con conciencia, generando un impacto positivo en nuestro planeta. Bond nos invita a abrir los ojos y nos muestra una nueva forma de ver el mundo.

Green Report

Somos un medio de comunicación amigable con el medio ambiente. Compartimos novedades y tendencias de un estilo de vida en armonía con el entorno natural. Nuestro objetivo? Inspirar hábitos y acciones de impacto positivo.

No hay comentarios todavía

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.